Para finalizar el mes de los niños, nos movilizamos por una cultura integral de derechos

By | Septiembre 11, 2010

El último sábado de agosto finalizó el mes de los niños, niñas y adolescentes con el encuentro que se denominó “Movilizándonos por una cultura integral de derechos de los niños, niñas y adolescentes de Chile” que comenzó en la Plaza de la Ciudadanía y culminó con actividades recreativas en el Estadio Marista.

Desde Santiago, Bío Bío y Valparaíso llegaron los buses cargados de niños, niñas y adolescentes que tenían como punto de encuentro la Plaza de la Ciudadanía. Los de regiones mostraban algo de sueño, ya que para llegar al encuentro a las 10 am debieron juntarse a eso de las 10 de la noche algún punto central de su ciudad para arribar a Santiago aproximadamente a las 6 de la mañana, como le ocurrió a Jennifer y Constanza Carrillo que participan en La Caleta y el Proyecto de Intervención Breve, respectivamente y viajaron desde Lota.

Una vez reunidos en el centro de la ciudad, los grupos y sus monitores se organizaron por colores y recibieron palos de helado y cartulinas de colores: la idea era que los grupos construyeran un puente con mensajes relativos a los compromisos y demandas que los niños y jóvenes le hacen a los adultos: se trató de la primera actividad sobre el derecho a la participación que coordinó ACHNU

Luego que los niños leyeran en voz alta sus compromisos y exigencias, todos los grupos volvieron a sus buses para encaminarse hasta el Estadio Marista donde continuarían las actividades grupales organizadas en dos bloques: el primero coordinado por  ROIJ se trató sobre el derecho a vivir en familia y el derecho a la salud y el tercer bloque se abordó mediante el derecho a la educación y las actividades estuvieron organizadas por OPD- Red de La Florida. La etapa final de trabajos se enfocó en el derecho a la recreación, coordinado por La Caleta.

Para finalizar la conmemoración del mes de los niños, niñas y jóvenes a eso de las 17:00 se realizó un acto cultural organizado por todos los monitores que después también coordinaron las onces colectivas para culminar un día lleno de alegrías y reflexiones sobre derechos y deberes de grandes y chicos.

EL ENCUENTRO EN PRIMERA PERSONA

El audiovisualista Javier Bertín registró la actividad, pero ésta vez no detrás de la cámara, sino al lado como profesor, ya que los niños y niñas fueron los camarógrafos y periodistas que cubrieron el evento.

Aunque nerviosos y nerviosas al principio, todos lograron soltarse y sortear el desafío de muy buena manera, entrevistando incluso a sus monitores, con preguntas simples, directas y llenas de entusiasmo donde fluyó el espíritu infantil.

Camilo y Sebastián del PIB Colina, camarógrafo y periodista respectivamente, destacaron que el encuentro les gustó “porque podemos conocer a más personas, podemos jugar con otros y divertirnos”, dijo Camilo. Sebastián afirmó que las actividades “son buenas porque así aprendemos a socializar con la gente”

Kevin Montenegro también de Colina y aprendiz y profesor de malabarismo destacó que “es bacán la actividad. Enseñarle estas cosas (malabarismo) a la gente es bueno, además es divertido”.

Jennifer, de Lota participa en La Caleta y Constanza Carrillo del PIB de la misma ciudad también tuvieron opinión sobre la actividad, la promoción de sus derechos y la condición actual de la niñez:

¿Qué les pareció la actividad?

-Jennifer: Entretenida porque hemos podido conocernos más

-Constanza: Entretenida porque se dan a conocer los derechos de los niños y su opinión. Pero hay que  tratar de poner leyes porque los presidentes no acatan las leyes de los niños.

¿Hay respeto por los derechos de los niños?

-Constanza: En las actividades recreativas por lo menos, no porque uno quiere realizar alguna actividad en una cancha deportiva y no hay una cancha. Cuando llueve uno se tiene que mojar entero para jugar a la pelota.

¿Qué les dirían a los adultos?

-Jennifer y Constanza: Que nos escuchen, así los niños  se van a sentir más importantes y no va  a haber tanta droga, porque los niños se van a distraer más y no van a estar  metidos en cosas malas.