“Los Derechos Humanos no tienen deberes, tienen responsabilidades”

By | Enero 22, 2020

Con motivo de la discusión de la Ley de Protección Integral de Derechos, la Directora Ejecutiva de Achnu, Francis Valverde Mosquera, cuestiona la indicación propuesta por la senadora Ena von Baer en relación a que niños y niñas no solo tienen derechos sino también “deberes”, y advierte que bajo esa lógica más del 60 % de niñas y niños en Chile son víctimas de algún tipo de castigo por no cumplir con su deber de obediencia.

 

En el marco de la discusión de La Ley de Protección Integral de Derechos, que se está discutiendo actualmente en la Comisión Especial de Infancia del Senado, la Senadora Ena von Baer, parlamentaria de la UDI, presentó una de las últimas indicaciones al proyecto en donde establece que “el niño tiene los deberes que exige el respeto a los derechos y libertades fundamentales de todas las personas y al ordenamiento jurídico; el deber de respeto y obediencia a sus padres o los responsables legales de su cuidado y educación; y el deber de cumplimiento de sus responsabilidades escolares, familiares y comunitarias”, argumentando que “ tal como tenemos una cara de derechos, también tenemos el lado de los deberes del niño y eso no está en ninguna parte de la ley”.

 

“La duda que a una le cabe, es si la senadora está pensando en todos y todas los niños y las niñas y adolescentes que habitan Chile, es decir, incluye a los hijos e hijas de la elite, a quienes se les enseña desde muy pequeños que deben tener pensamiento crítico, transformativo, innovador, o solo está pensando en las niñas, los niños y los adolescentes que no están llamados a ser críticos e innovadores sino obedientes, pasivos y respetuosos de las normas impuestas por el poder”, señala Francis Valverde Mosquera, en clara alusión a la indicación presentada por la parlamentaria.

La Directora Ejecutiva de Achnu va más allá y sostiene que “existe una cultura lamentablemente arraigada en Chile donde no solo las niñas, niños y adolescentes deben obedecer a sus padres, y por ende a sus madres, sino también a sus responsables legales, o sea, deben obedecer a los y las adultos en los centros de protección bajo la supervisión de Sename, que les abusan, maltratan e incluso les violan sexualmente”.

De esta manera, “por no ser “obedientes” existe un 62,5 % de niñas y niños entre 0 y 12 años en Chile violentamente castigados. ¿Le parece bien a la Senadora von Baer, que deban quedarse en silencio, aceptar sin discutir la situación que les toca vivir, porque deben ser obedientes y respetar la decisión de sus adultos, de disciplinarlos violentamente?

El informe del Comité de Derechos del niño, entregado en junio del 2018, establece que las niñas y niños bajo la protección del Estado están siendo sistemáticamente vulnerados en sus derechos. Es más, según datos de Unicef, 7 de cada 10 niños sufren violencia en algún espacio de su vida, y 1 de cada 2 niños son maltratados en sus propios hogares de acuerdo a datos de World Vision el año 2017.

Pese a que Chile ratificó hace más de 30 años la Convención sobre Derechos del Niño, es el único país de la región que hoy carece de ley de Garantías y Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.