Con talleres de digitopuntura y ejercicios de relajación proyecto busca disminuir estrés emocional en jóvenes privados de libertad

By | Junio 29, 2020

Iniciativa implementada por ACHNU forma parte del proyecto ASE y se desarrolla en centro cerrado de internación provisoria cerrado de Sename en San Bernardo con 80 jóvenes, de entre 14 y 17 años.

Como un complemento a la labor socioeducativo que desarrolla el proyecto ASE, Apoyo Socio Educativo, implementado por la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas, ACHNU, surge la necesidad de implementar un taller de acupuntura, relajación y masaje, con el propósito de despertar el interés por aprender y nivelar conocimientos de jóvenes en la comuna de San Bernardo. Se trata de talleres individuales de intervención directa con jóvenes que consisten en inducirlos a conectarse consigo mismo, a través de ejercicios de respiración, de imaginación y música de relajación. Al mismo tiempo, son presionados algunos puntos de acupuntura para activar los efectos calmantes y analgésicos de éstos. “El taller no se realiza con todos los jóvenes que el centro atiende; sino con los que tienen más angustia, ansiedad, pena, rabia y/o problemas fisiológicos”, afirma Margareta Selander, encargada del proyecto ASE.

Por su parte, Bernardo Riquelme, profesor a cargo del taller, señala que “este tipo de talleres, de autoconocimiento, autocuidado e interiorización son indispensables para poder sembrar una herramienta en ellos. Así, estos ejercicios puedan ser utilizados cuando tengan bajo ánimo o algún tipo de malestar tanto físico como emocional”. En ese sentido, y considerando la situación actual de nuestro país, “he observado que los jóvenes están más ansiosos de lo “normal”, mucho mas tristes y estresados. Me comentan que al no poder tener visitas se sienten con menor contención. También el no poder estar en sus hogares acompañando a sus familiares en esta situación” agrega Riquelme, quien comenzó a trabajar en el programa como acupunturista a comienzos de 2019.

A fines del año pasado se realizó una evaluación que permitió observar que en todos los jóvenes existe un efecto beneficioso como resultado de la acupuntura y el masaje, mejorando en ellos muchos aspectos, tales como menos irritabilidad, una baja en la angustia y pena, disminución de la ansiedad y mejora del ánimo; siendo estos síntomas y signos inherentes del hecho de estar encerrado. En muchos de ellos, también se notó este cambio en el ámbito educativo, mejorando su capacidad de atención y concentración en el aula de clases.

En el contexto actual, el trabajo que realiza el proyecto ASE se ha visto afectado fuertemente debido al avance del Covid 19 . Se están realizando turnos éticos 3 días por semanas y se está trabajando con la escuela formal del centro en la aplicación de guías educativas escolares en matemáticas, ciencias y lenguajes. “Desde comienzos de abril los jóvenes no ha podido recibir visitas lo que es un desafío para quienes trabajan con ellos, porque su nivel de ansiedad y irritabilidad es muy alto. Si a eso sumamos que las instalaciones como programas son muy precarias, la labor se dificulta mucho más. Sin embargo, el equipo es formidable y se hace un gran trabajo de contención y apoyo día tras día”, señala Margareta Selander.

En la actualidad, “los desafíos del proyecto son dar a conocer de mejor manera logros e innovación metodológica desarrollada por esta iniciativa y conseguir fondos para implementar nuevas tecnologías, pues muchos de los y las jóvenes necesitan alfabetización digital”, finaliza la encargada del proyecto.